viernes, 24 de junio de 2016

Cómo lavar la barba correctamente



En Farmasanic sabemos que la barba a pasado últimamente a formar parte del look de muchos hombres, y es normal que al principio surjan algunas dudas sobre cómo debemos cuidarla.

Existen diferentes tipos de barbas: más frondosas, más largas o aquellas en las que predomina el bigote, pero a todas debemos ofrecerle una serie de cuidados que debemos tener en cuenta, ya que, de lo contrario, se podría correr el riesgo de acabar con una barba que no nos favorezca, aportando un aspecto descuidado.

Para ello, la higiene tiene una gran importancia, ya que se puede acumular suciedad bajo el vello, por eso, en nuestro blog, os vamos a dar algunos consejos para que sepáis cómo lavar la barba, para poder lucir un look cuidado fácilmente.

Al comienzo de dejarnos barba, los hombres solemos pensar que solo consiste en dejar que pase el tiempo para que nuestro rostro vaya ganando más pelo.

Este pensamiento es tan común como equívoco, ya que debemos saber cómo lavar correctamente la barba.

Cuando se trata de nuestro cabello solemos acudir cada cierto tiempo al peluquero para cortarnos el pelo, lo peinamos, utilizamos el champú que mejor se adapte a nosotros, suavizantes, etc... Lo mismo debemos hacer con nuestra barba.

Debemos saber cómo lavar nuestra barba para asegurarnos de que estamos cumplimos con una correcta higiene.

Al igual que pasa con el cabello, la barba también acumula grasa y restos que debemos eliminar mediante una ducha. Pero la barba es mucho más propensa a ensuciarse, ya que a lo largo del día comemos y bebemos, por lo que es imposible evitar que se acumulen restos en ella.

Por ello, debemos lavarla frecuentemente y hacerlo correctamente, ya que la piel de la cara es mucho más sensible y requiere unos cuidados distintos respecto a los del cabello.

La forma más sencilla para limpiar nuestro rostro y eliminar cualquier resto que se pueda acumular en nuestra barba es comprar un producto específico para la barba, siendo la mejor opción si queremos mantener nuestra barba perfecta.


Estos productos deben estar elaborados teniendo en cuenta el pH de la piel, ya que la piel de la cara es mucho más sensible, por eso debemos evitar lavar nuestra barba con un champú normal, ya que las características del vello facial son distintas a los del cabello. El pelo de la barba es mucho más grueso, duro y áspero, y la piel de abajo, mucho más sensible.

1. Para lavarla, aplicamos el producto en nuestras manos y lo esparcimos generosamente por toda la barba.

2. Masajeamos con la yema de los dedos para asegurarnos de que el producto llega hasta las capas más profundas. En caso de tener la barba larga, debemos aplicar el champú desde la raíz hasta las puntas.

3. Dejamos que el champú actúe durante unos minutos y nos aclaramos con abundante agua masajeándo la zona para limpiar bien la barba y eliminar cualquier resto de suciedad.

4. Una vez hayamos aplicado el champú, es hora de secar nuestra barba. Debemos utilizar una toalla, preferiblemente suave, y secar la barba con cuidado, evitando frotar la cara, ya que podríamos irritar la piel y facilitar la caída del vello.

viernes, 17 de junio de 2016

¿Qué es la ortorexia?



Hoy en Farmasanic vamos a hablar sobre una condición de las personas que tienen comportamientos obsesivos hacia una dieta saludable, la ortorexia

Aquellas personas que padecen este problema suelen presentar signos propios de la ansiedad como anorexia nerviosa o desórdenes alimenticios.

Las personas que tienen ortorexia están obsesionadas con mantener una dieta perfecta y conseguir un peso ideal, para ellos, queda en segundo plano ya que para ellos no es importante. Su obsesión es mantener una permanente y rigurosa dieta saludable, por lo que tienen una especial obsesión con aquellos alimentos que les aporten sensación de bienestar y salud.

Aunque querer mantener una dieta sana no sea una connotación negativa, se puede convertir en un problema cuando se convierte en una obsesión que tiene consecuencias psicológicas en quien lo sufre.

A primera vista, que una persona quiera mantener una dieta sana no parece ser un problema, pero las dietas que las personas ortorexicas mantienen, suelen ser poco saludables, y suelen derivar en problemas nutricionales.

Una persona que sufre ortorexia puede llegar a aislarse socialmente ya que planean su vida entorno a la comida, lo cual hace que dispongan de poco tiempo para otras cosas. Además, esta patología afecta a su capacidad para comer intuitivamente, es decir, saber cuándo se tiene hambre, la cantidad de comida que se debe comer, cuándo se sienten llenos, etc...

Las personas que sufren ortorexia están obsesionadas con mantener una mantener una dieta perfecta y se preocupan extremadamente por mantenerla, por ello solo comen alimentos que les aporten la sensación de salud y bienestar, evitando productos como:

-Grasas, azúcar y sal.

-Productos animales o lácteos.

-Conservantes y colorantes artificiales.

-Pesticidas o alimentos que hayan sido modificados genéticamente.

Algo de los síntomas más frecuentes de la ortorexia son:

-Preocupación obsesiva por la relación entre la elección de la comida y los problemas de salud como la ansiedad, el asma, alergias o problemas digestivos.

-Reducen la cantidad de alimentos que consideran buenos, hasta pueden llegar a comer menos de 10 tipos de alimentos distintos.

-Evitan alimentos que causen alergias a otras personas, no a ellos mismos.

-Aumentan el consumo de suplementos alimenticios o remedios a base de hierbas.

-Se preocupan irracionalmente por las formas de preparar la comida, especialmente sobre cómo lavarla o los utensilios para esterilizarla.

Este trastorno es difícil de diagnosticar ya que las personas que lo sufren solo ven que mantienen una dieta sana, no ven el verdadero problema. Por ello, es importante que estas personas sean conscientes del problema que esta patología supone, solo así podrá solicitar ayuda a un profesional médico especializado en trastornos de alimentación.

viernes, 10 de junio de 2016

¿Los huevos suben el colesterol?



En Farmasanic sabemos que todo el mundo se pregunta si los huevos suben realmente el colesterol.

Escucharemos que si, otras personas nos dirán que no...
El huevo es un producto sano, pero a pesar de ello, debemos tener en cuenta algunos factores.

El huevo es un alimento con un alto valor nutritivo, el cual, todas las personas sanas deberían incluir en su dieta, independientemente de su edad. El principal componente del huevo es la proteína. Las concentraciones de este nutriente son muy elevadas en la clara del huevo, de hecho, el huevo es uno de los alimentos más ricos en proteína, lo cual es una muy buena elección para aquellas personas que realicen ejercicio físico.

Además, el huevo también es rico en vitaminas A, B, D y E, y están formados por diversos y numerosos minerales como el magnesio, el potasio, el fósforo, el zinc y el hierro, las cuales se encuentran, la mayor parte, en la yema del huevo.

La yema también guarda las grasas saturadas, monoinsaturadas, polinsaturadas, los ácidos grasos omega3 y el famoso colesterol. Por esta razón relacionamos el colesterol con el consumo del huevo.

Entonces, ¿el huevo aumenta el colesterol?
Una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta al hacernos esta pregunta es si la gallina a vivido en malas condiciones, donde apenas a podido moverse y no recibió una alimentación de calidad, ya que de ser así, la calidad de sus huevos será inferior. De esta forma, sus componentes también pueden ser de peor calidad, por lo que el huevo aumentará más el colesterol.

Hasta hace poco se recomendaba limitar el consumo del huevo, ya que se creía que tenía altos niveles de colesterol, por lo que, como consecuencia, aumentaba estos niveles en las personas.

No obstante, el efecto de colesterol que ingerimos al comer huevo son ínfimos, lo importante es no consumir alimentos que además de ser ricos en colesterol, también lo sean en grasas saturadas.

100gr. de yema de huevo cruda contiene, aproximadamente, 500mg. de colesterol, mientras que un huevo hervido tiene 185gr. La cantidad diaria máxima de colesterol que podemos consumir esta entre 400 y 500gr., por lo que solo podremos comer un máximo de 2 huevos al día.

El huevo no sube el colesterol si se consume de forma moderada, además aporta muchos beneficios nutricionales.

viernes, 3 de junio de 2016

Consejos para dejar de fumar



Hace pocos días se celebró el día mundial sin tabaco, y como en Farmasanic sabemos que no es fácil dejar este perjudicial hábito, hoy te queremos dar una serie de sencillas recomendaciones que podrían ayudar bastante a que dejes de fumar.

- Antes de comenzar a dar los primeros pasos, es recomendable tomarse un tiempo para reflexionar qué es lo que nos molesta de él. Teniendo claro unos sólidos motivos (que seguro que los hay) será más fácil conseguir tu objetivo porque de no hacerlo seguirás aguantando eso que no te gusta de fumar.

- Cuando comienzas a no fumar, la tentación será muy fuerte, por lo que es recomendable buscar distracciones que eviten que caigamos en la tentación. La necesidad de fumar se esfuma cuando no le hacemos ningún caso, y cuando estamos distraídos incluso ni aparece la necesidad.

- Emplear el tiempo que utilizábamos en fumar en actividades donde no exista humo es de lo más aconsejable, por ejemplo ir a un gimnasio o estar en lugares donde esté prohibido, y nada de salir a la puerta a fumar.

- La economía juega un papel muy importante en la decisión de dejarlo, pues aquellos que fuman un paquete diario gastan sobre 300€ al mes, con ese dinero te puedes permitir un buen viaje, cualquier capricho o incluso hay alquileres e hipotecas que ¡cuestan eso al mes!

- Si tienes compañía mejor, es decir, si tu pareja o amigos pueden ayudarte en lugar de hacerte estar donde antes fumabas mucho mejor, las compañías ayudan mucho.

- A veces las ganas de fumar son por no tener las manos ocupadas, así que encuentra sustitutos como piruletas, caramelos o incluso alguna actividad que te haga tener algo en las manos.

Las consecuencias de fumar son fatales y las ventajas son muy positivas, recuerda esto cada día y lograrás superar este mal hábito.