viernes, 27 de mayo de 2016

Beneficios del agua del mar para la piel



En Farmasanic sabemos que ahora que llega el verano es muy común ir a la playa para tomar el sol, refrescarnos y pasar un buen rato con familia o amigos.

Pero no todos nos damos cuenta de los grandes beneficios que posee el agua del mar para nuestra salud, los cuales son muchos y muy diversos, como por ejemplo mejorar problemas respiratorios o la relajación muscular, entre muchos otros.

Pero nuestra piel es una de las partes de nuestro cuerpo más beneficiadas por el agua del mar, ya que posee propiedades antisépticas y antibióticas, además de ser exfoliante y nutritiva.

Los beneficios del agua del mar se deben a los componentes que ésta contiene: altas cantidades de oligoelementos como el yodo, sodio, potasio, zinc, etc., los cuales tienen grandes efectos curativos.

Por ello, cuando nuestra piel entra en contacto con el agua del mar, estos elementos son absorbidos por ella, produciendo una renovación de los mismos. Este proceso se llama ósmosis.

Una de las principales propiedades beneficiosas del agua del mar es su poder curativo en reacciones alérgicas, eccemas, descamaciones y otros tipos de irritaciones de la piel, ya que la concentración mineral del agua marina ayudará a nuestro piel a luchar contra las bacterias, gracias a sus propiedades antibióticas y acelerará el proceso de curación.

Gracias a su sal y cloruro de potasio, el agua del mar posee grandes propiedades antisépticas, las cuales nos ayudarán a curar cortes, heridas, arañazos o rozaduras. Por eso, a veces sentimos escozor en las heridas cuando nos bañamos en el mar, lo cual no significa, a diferencia de lo que mucha gente piensa, que sea perjudicial, sino todo lo contrario.

Por otro lado, estos minerales también garantizan que nuestra piel se mantenga unida, consiguiendo una piel más elástica y con un aspecto mucho mejor, y la sal, a su vez, al actuar como exfoliante eliminará las toxinas de nuestra piel.

Así que, cuando vayas a la playa, recuerda todo lo bueno que te ofrece el agua del mar, seguro que pasarás más tiempo en ella.

jueves, 19 de mayo de 2016

Consigue un vientre plano con 15 minutos al día



¿Te falta tiempo al día para hacer tanto deporte como te gustaría? ¿Quieres tener el abdomen fuerte y plano? ¡Esta es la rutina que necesitas!
Si empiezas hoy y la repites todos los días, en dos meses, verás que cambio.

Ha llegado el momento de la rutina de abdominales, por ello en Farmasanic os dejamos una serie de ejercicios y repeticiones que debes hacer para conseguir tener el vientre plano.


Curva de glúteos.



Colócate boca arriba, estirando los brazos, y levanta el culo, sin levantar mucho la espalda y con los pies totalmente apoyados en el suelo.

Realiza 2 series de 30 segundos de curva de glúteos, haciendo un descanso entre ellas.


Plancha.


Ponte boca abajo, apoyando únicamente los dedos de los pies y los codos, y levanta tu cuerpo. Mantén esta postura durante 30 segundos.


Pilar lateral.



Ponte de lado, y sostén tu cuerpo con la ayuda de un brazo (cuidado con las muñecas) y los pies.

Hazlo 30 segundos de cada lado, y descansa 20 segundos entre cada postura.

Cuando llegues a este punto, descansa 20 segundos, bebe agua, respira, estira...

¡Y sigue!


Flexión abdominal.



Túmbate boca arriba, estira tus piernas hacia arriba e intenta tocar tus pies con las manos, incorporándote e intentando no caer, cuando lo consigas, mantente en esta postura durante 30 segundos.


Cangrejo.



Intenta imitar la forma de una mesa, si te estiras más, no trabajarás los abdominales.

Realiza esta postura durante 30 segundos y repítela dejando una pausa de 30 segundos entre cada serie.


Flexiones laterales de cadera.



Con las piernas a 90º, como ves en la foto, muévelas de izquierda a derecha. Haz 3 repeticiones de 20 movimientos.


Si lo necesitas, puedes descansar 20 segundos entre cada ejercicio, pero es muy importante que lo hagas seguido para que el cuerpo no se enfríe.

Es importante salir a correr, al menos 10 minutos antes de realizar estos ejercicios para entrar en calor, y realizar estiramientos.

viernes, 13 de mayo de 2016

¿Qué es el hipo?




En Farmasanic sabemos que el hipo es una respiración súbita de aire causada por la contracción del diafragma y los músculos intercostales. Esta espasmódica contracción, la cual no se puede controlar y es repetitiva, es la causante de ese extraño ruido y presión que notamos cuando tenemos hipo.

Pero, ¿qué es realmente el hipo?

Cuando respiramos, muchos de nuestros músculos trabajan para que el aire entre en nuestra nariz o boca y llegue rápidamente a nuestros pulmones. Uno de los principales músculos encargados de esto es el diafragma.

El diafragma se encuentra debajo de los pulmones, y cuando se contrae o se dilata, inhalamos o exhalamos el aire. Los movimientos del diafragma son controlados por el nervio frénico, pero si este se ve afectado por algo y envía señales anómalas, el hipo puede aparecer.




Ahora que sabemos quién es el culpable de que tengamos hipo, podemos entender cuáles pueden ser las causas por las que el nervio frénico se vea afectado.

Son muchos los causantes de este tipo de reacciones, algunos son físicos mientras que otros son psicológicos, por ejemplo si comemos demasiado rápido, nuestra respiración puede descontrolarse causándonos hipo.

Pero también puede tratarse de algo más grave, como que el nervio frénico este irritado, lo cual puede hacer que el hipo nos llegue a durar varios días.

El consumo de bebidas carbónicas o el abuso del alcohol también pueden provocar el hipo, aunque, como hemos dicho, también existen razones psicológicas que pueden llegar a provocarlo como la ansiedad.

Casi todos los mamíferos podemos sufrirlo, ya que el sistema respiratorio es muy similar.

El ataque de hipo más largo del mundo lo sufrió un granjero americano, llamado Charles Osborne. Su ataque de hipo comenzó en el año 1922 y terminó en el 1990, ¡68 años!.

Pocos años después, este hombre murió.

jueves, 5 de mayo de 2016

¿Favorecer el crecimiento del cabello? Prueba con estos 6 alimentos



En Farmasanic sabemos que si notas que tu cabello crece muy despacio, se rompe o se cae abundantemente, probablemente se deba a un problema en tu alimentación, ya que no estás comiendo los suficientes nutrientes que ayudan a su cuidado y crecimiento.

Si esto te ocurre, antes de recurrir a tratamientos más agresivos contra tu cuero cabelludo, prueba a consumir estos alimentos diariamente y verás como el problema estaba en tu alimentación. Verás como, en poco tiempo, tu cabello cambiará totalmente, crecerá más rápido y se verá más cuidado y brillante.

1 Fibra.

La fibra podemos encontrarla en muchos alimentos como los granos integrales y los cereales. Además de ser muy buena para nuestro organismo, contiene vitamina B6 y ácido fólico, los encargados de oxigenar los folículos, lo cual relaciona directamente el consumo de fibra con la calidad de nuestro cabello.

2 Huevo.

Este es uno de los alimentos con más proteínas que existen y además es muy rico en vitamina B2.

Si se consume adecuadamente y con frecuencia, este alimento ayudará a tu pelo para que crezca más rápidamente y se haga más fuerte.

3 Frutos secos.

Casi todos los frutos secos, sobre todo las nueces, contienen zinc, vitamina B y selenio, los cuales son una gran ayuda en el cuidado de la salud de nuestro cabello.

4 Vegetales.

Cuánto más verde sean, más nos ayudarán para que nuestro cabello crezca más rápido y esté más protegido por sus alto contenido en hierro, calcio y vitaminas C y A.

5 Pipas de girasol.

Tiene un gran contenido de vitamina B, por lo que las semillas de las pipas de girasol harán que nuestro cabello se vea mucho más brillante y cuidado.

6 Pescado.

Especialmente el salmón, pero la mayoría de los pescados son muy ricos en Omega3, un aceite imprescindible si queremos mantener nuestro cuero cabelludo sano, y darle firmeza y elasticidad a nuestro cabello.

Pero, al igual que hay alimentos que nos ayudarán a que nuestro cabello crezca más rápidamente y mantenerlo sano, otros alimentos pueden causar un efecto contrario sobre él, además de ser perjudiciales para nuestra salud.

Si tu dieta es pobre en los alimentos propuestos anteriormente, tu cabello se verá resentido, pero el verdadero problema se encuentra cuando se fusiona la falta de esos alimentos y la ingesta de alimentos refinados y con altos contenidos de hidratos de carbono y azúcares.

Este tipo de alimentos pueden provocar hinchazón, alterar nuestros niveles hormonales y favorecer la aparición de infecciones por hongos, lo cual promueve la caída del cabello.

Otro de los factores causantes de la pérdida del cabello son el estrés y el azúcar.

Lo mejor es mantener una dieta rica en verduras, frutas, frutos secos, alimentos integrales, aceites esenciales y el resto de los alimentos que te hemos propuesto anteriormente, para que el cabello permanezca sano y crezca más rápidamente